Saltar al contenido

Símbolos de protección

Los símbolos de protección siempre han acompañado a una humanidad que ha temido a los malos espíritus, las energías oscuras, las realidades no tan halagüeñas. Diferentes culturas los han creado y han creído en ellos, por tal motivo presentamos los mejores símbolos de protección y su significado. 

Símbolos de protección

Los símbolos de protección son una fuente espiritual y material de alivio, de seguridad, tranquilidad. Es que siempre el ser humano ha necesitado un resguardo ante todo tipo de mal, sobre todo aquel metafísico, energético, que escapa o dificulta cualquier tipo de defensa.

Pentáculo

El pentáculo es uno de los símbolos de protección de la religión wicca, de tinte neopagano. Es una especie de pentagrama encerrado en un círculo, que simboliza la conexión y la relación mutua entre los elementos. También evoca un aura o campo de energía que rodea al cuerpo.

Para los paganos contemporáneos cada punta de la estrella tienen un sentido específico: los cuatro elementos (aire, tierra, fuego y agua), además de un quinto elemento que es el espíritu o yo. Este símbolo ha sido considerado protector desde hace un buen tiempo, sobre todo de demonios o malos espíritus.

Anj

Esta es la famosa cruz ansada, un jeroglífico egipcio que significa vida. La historia de este símbolo es en exceso sobredeterminada: en Egipto vinculada con la muerte y la vida, la inmortalidad en divinidades y su búsqueda en humanos y hasta la unión sexual, ya que cuenta con una zona fálica y otra representante del útero femenino.

A lo dicho hay que añadirle el fuerte sincretismo con el cristianismo, quizás por una similitud de formas, lo cual llevó que cristianos coptos la usaran como una variante de la cruz de Cristo. Sin embargo, no se puede soslayar que implicaba un signo de suerte, de protección, positivo a tal punto que muchos faraones mostraban el hombre Anj.

El ojo de Horus

También conocido como el Ojo de Ra, el Ojo de Horus es uno de los símbolos protectores más duraderos de la historia. Es un símbolo que tiene su origen en amuletos egipcios, obras de arte y representa el poder divino. El ojo que todo lo ve, justamente protege porque todo lo ve.

Asimismo, es natural que este símbolo sea parte de la decoración de tumbas egipcias, ya que se lo asocia con la inmortalidad, la vida eterna y el renacimiento a través de los mitos de dios del sol, Ra. Como símbolo de protección, es un ornamento contra los malvados.

Luna triple

Esta es una representación sagrada de la Diosa Luna. Es un símbolo femenino y de la conexión de las mujeres. Pero también hay una fuerte analogía del desarrollo: significa las tres etapas de la luna, creciente, llena y menguante; pero también la vida de la mujer como doncella, madre y anciana (las fases de la luna, mensual, también puede representar menstruación).

Y, naturalmente, este símbolo tiene su aspecto protector. La primera fase como rejuvenecimiento, flamante comienzo, en cuanto creciente; la luna llena es plenitud y máximo poder en cuanto a lo mágico; el último momento se destierra la magia y se envía el mal, las malas energías, lejos.

Triqueta

La Triqueta representa para muchos la santa trinidad, pero también protege del mal. Asimismo, se la comprende como una conexión entre la mente, cuerpo y alma. Para los paganos, también daba cuenta de la triple diosa y los tres reinos: la tierra, el mar y el cielo. No es casualidad que un signo que apela a diferentes elementos, totalizando, tenga un sesgo en definitiva protector.

Si bien los wiccanos utilizan hoy este símbolo, su fuente posiblemente sea celta y nórdica.

Hamsa

También conocida como la «mano de la diosa», este es un amuleto en forma de palma de mano, conocido desde la antigüedad en Medio Oriente. Muy vinculado como símbolo protector y para alejar malas influencias o energías negativas del mal de ojo.

Posiblemente estemos ante la presencia de uno de los símbolos más antiguos, ya que se relaciona con Mesopotamia. Era una representación de la mano derecha de Inanna, la diosa del amor, la guerra y la justicia. Por otro lado, los símbolos evolucionan, por eso este elemento de protección divina se asociará con otros cultos: los romanos con su Mano de Venus, los primeros cristianos con su Mano de María y entre árabes beberes la Mano de Fátima.

Atrapasueños

En la cultura Ojibwe y otros grupos nativos norteamericanos, el atrapasueños es sin lugar a dudas un amuleto protector, un símbolo de seguridad ante cualquier espíritu o energía maligna. Con este, los malos sueños y las influencias perniciosas son dejadas a un lado.

Dentro de esta mitología americana autóctona, tenemos a una gran madre araña, Asibikaashi, quien fungía como protectora. Sin embargo, como los Ojibwe se extendieron en todo el continente, el resultado fue que la criatura mítica no podía cumplir su función correctamente. De ahí que fue necesario que las madres tejieran redes en aros de sauce. 

Nudo de Inanna

Inanna era una deidad mesopotámica importante asociada a la belleza, la justicia, la guerra y el poder político. Aquí nos referimos a un nudo estilizado de juncos que se usaba como dintel de puertas (las puertas son umbrales, por ende necesitan de protección) y que también hacía alusión al barco de juncos que Inanna construyó para que la humanidad se salvara de una inundación, un regalo maléfico del dios travieso Enki.

Es un talismán de protección y de buena suerte.

Tortuga

Entre muchas tribus nativas americanas, debido a su caparazón duro y larga vida, la tortuga ha representado un símbolo de perseverancia y también de protección. Asimismo, los chamanes solían usar caparazones de tortuga para dispensar medicamentos, porque consideraban que contenían cualidades espirituales curativas.

Hay muchos mitos que hablan de una tortuga del mundo, que transporta todo lo que es y ella, a su vez, se encuentra en un gran mar celestial. La tortuga es refugio, protección, seguridad; ella transportaba su casa a todas partes como lo hizo durante una enorme cantidad de siglos la humanidad.

Flecha

Las flechas para los nativos americanos tenían una enorme relevancia, porque eran instrumentos de lucha para sobrevivir: frente a otras civilizaciones y para cazar. Una flecha única, por lo tanto, significa protección y defensa; una flecha rota, por otro lado, da cuenta de la paz.

Tyet

El Tyet es un amuleto conocido también como nudo de Isis, una diosa importante dentro del panteón del Antiguo Egipto, asociada a la sabiduría, la magia, y la protección de Egipto. Asimismo, por extensión, es un símbolo de protección, de seguridad para cualquier individuo que lo porte o represente.

De hecho, en la antigüedad egipcia a menudo se enterraban las momias con amuletos Tyet en la creencia que los cuerpos permanecerían bajo resguardo de Isis.

Dragón sumerio

La mitología sumeria nos presenta una bestia con cuernos de cabra, cuerpo de serpiente, patas delantera de león y traseras de águila. Mushkhushshu era su nombre y posiblemente es una de las primeras representaciones que hizo la humanidad de una criatura así.

Está vinculada con deidades como Ninazu, dios secundario del inframundo; y Marduk, dios de la creación, del agua y la magia. Dada su asociación con tales deidades, esta especie de dragón originario se usó como símbolo de protección dentro de la sociedad sumeria.